¿Está preparada su empresa para el nuevo reglamento de protección de datos?

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

El Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) constituye uno de los cambios normativos más importantes llevado a cabo recientemente por la Unión Europea. La nueva legislación, de obligado cumplimiento a partir del 25 de mayo de este mismo 2018, otorgará un mayor grado de control a los ciudadanos sobre su información privada en el mundo 2.0, pero también impondrá cambios radicales para las empresas.

El Reglamento General de Protección de Datos ha impuesto importantes cambios a las empresas, entre los que destacan los siguientes:  lopd
• Consentimiento. No se permite el consentimiento tácito, lo que obliga a todas las empresas a revisar sus prácticas. Además, el consentimiento debe poder ser revocable en cualquier momento, y las empresas deben asegurarse de que los datos sólo están siendo empleados para los fines para los que fueron recabados.

• Comunicación de fallos. El responsable del tratamiento deberá notificar los fallos de seguridad a la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) en un plazo de 72 horas. Este experto tendrá que contar con un sistema efectivo para realizar el reporte o para comunicar el fallo a los afectados cuando de ello se pudiera derivar algún riesgo para sus derechos de privacidad.

• DPO. Se crea y regula la figura del “data protection officer” o delegado de protección de datos como figura esencial en el nuevo reglamento europeo, cuya misión será la de identificar todos los posibles riesgos e instrumentar las soluciones para solventarlos.