La celebración de un contrato de agencia no excluye las responsabilidades del art. 42 del ET cuando se está ante una contratación de obras o servicios correspondientes a la propia actividad

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

En su sentencia de 21 de julio de 2016 el Tribunal Supremo rectifica su doctrina establecida en la materia y declara que en este tipo de negocios jurídicos ha de estarse a la actividad asumida por la empresa auxiliar en beneficio de la principal para determinar si entra en juego el art. 42 del Estatuto de los Trabajadores, y comprobar si la empresa contratista presta servicios correspondientes a la “propia actividad” de la principal.

En el caso enjuiciado se celebró un contrato mercantil de agencia con la finalidad de mediar, formalizar y promover la venta y contratación de los productos y servicios de telefonía móvil en nombre y por cuenta de TME en todo el territorio nacional, y la empresa comercializadora se encargó de fidelizar a los clientes de la empresa principal, entrando en el sistema operativo de ésta y resolviendo dudas planteadas en relación a los servicios ofertados por la principal, por lo que no cabe duda de la aplicación el art. 42 del ET, ya que la empresa contratista prestaba los servicios correspondientes a la “propia actividad” de la empresa principal.