Incumplimiento por el trabajador de su obligación de utilizar el EPI

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Un trabajador, aquejado de una importante patología auditiva con grado de discapacidad reconocida del 51%, es despedido disciplinariamente por incumplir reiteradamente su obligación de utilizar el obligatorio equipo de protección individual, en concreto los cascos de protección auditivos, a pesar de la información y formación recibida en materia de prevención de riesgos laborales y de ser advertido verbalmente por su encargado, habiendo sido sancionado y apercibido en diversas ocasiones anteriores.
 
El despido es declarado procedente en primera instancia y en suplicación el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, en su sentencia de día 1 de julio de 2019, lo confirma y encuadra la causa en la indisciplina o desobediencia en el trabajo tipificada en el art.54.2 b) del Estatuto de los Trabajadores por entender que tal medida es proporcionada al no tratarse de un episodio aislado, sino reiterado y de evidente gravedad.

Suscríbete a nuestro boletín
mail-1454731_640