Volcar un camión de la empresa por exceso de velocidad no es una conducta lo suficientemente grave como para justificar el despido disciplinario.

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

El Tribunal Superior de Justicia de La Rioja, en su sentencia de 9 de febrero de 2017, ha considerado improcedente el despido disciplinario de un trabajador conductor que volcó un camión de la empresa al circular en una rotonda con exceso de velocidad, al entender que se trata de una conducta que no tiene la suficiente entidad como para ser calificada como falta muy grave, por lo que la sanción del despido es desproporcionada.

Suscríbete a nuestro boletín
mail-1454731_640